miércoles, julio 12, 2006

Malditos cuentos de Hadas. . .

Nuevamente utilizando la clave de Hija de la Lluvia, utilizo este espacio para contarles algo...
Cuando era pequeña me encantaba los cuentos de hadas. Aun recuerdo que tenía un libro muy gordo y mis hermanos grandes, me leían una historia todas las noches. 360 cuentos creo que se llamaba el libro.
Soñar con hadas, princesas, duendes y dragones era lo más cool de la época. ¿Quién no se vio vestida de esos trajes bien repollitos de tanto tul que tenían? O que tarde o temprano se aparecería la tan esperada hada madrina para que tal como la Cenicienta, nos concediera un deseo.
Los príncipes es otro rollo........... Walt Disney en todas sus películas nos terminó por convencer que el príncipe siempre llega. Con sus ropajes azules y su caballo blanco, a darnos el beso del amor eterno.
Así, el tiempo transcurrió y las ingenuas niñitas de los 80th, ya nos hemos convertido en treintonas que se preguntan: ¿Ydónde esta el príncipe azul de los cuentos de niñas? o ¿ eres tú el príncipe azul que yo soñé?
Queridas mías un notición de proporciones: NO EXISTE!!!!!!!!!!.
Disney y otros escritores nos convencieron de pequeñas que cuando creciéramos el príncipe aparecería....... y por más que trato de andar con los ojos abiertos y ver si afuera de mi departamento aparece estacionado un caballo blanco .... na’ ni na’ que pasa.
Crecimos con ese romanticismo clásico, de las princesas color rosa, los brillitos, las estrellitas y maripositas por doquier. Hoy vemos que nada de eso nos sostiene.
Los hombres cada vez están más reacios al compromiso. Están escurridizos como renacuajos y los amigos “con cover” son cada días más comunes. Los punto de acuerdo y negociación -con ellos- se resume en la siguiente cifra: 0 (cero). Las niñas de antaño, hoy aceptan esto de ser la “Cover”. Muchas se lanzan en esta verdadera empresa de la conquista, con la triste ilusión de que tarde o temprano este “shrek” cambie y se enganche de nosotras..... craso error!!!!.
Como me dijo mi amigo Reno una vez: “galla para la weá si los hombres cuando quieren algo se la juegan y punto. No son como las minas, ellas igual aceptan ser la “amiga” pensando que el mino cambiará. Pero eso no sucede. El hombre que quiere algo serio se la va a jugar, y el que no, NO”. (¡Gran cuña!) Bendito Reno, amigo y colega mío tenías que ser. Lastima que tus consejos, a veces no los pesco, a sabiendas que tienes toda la razón del mundo.
Así estamos, tratando de respirar profundo y no transformarnos en la típica mina del vestido de novia en la cartera.... Malditos cuentos de hadas, PURAS PLAMPLINAS!!!....


BY MORENA TOP