lunes, septiembre 26, 2005

Consuelo Aldunate: ídola.

Esta galla es genial... es que saben lo que me gusta? que no está ni ahí con contar cuestiones super personales. Les voy a copiar lo que leí y despues les hablo de mi:

Estoy sorprendida de lo fácil que es traducir cada caso de "Pasiones" a lo que es mi vida. Porque claro, estoy adicta al drama amoroso propio y del prójimo desconocido. Últimamente me quedo despierta hasta tarde para ver las historias de mujeres tan engañadas como yo, pero que se niegan a reconocerlo. Yo, por lo menos, ya sé que me pusieron el gorro y no necesito que nadie me lo diga. Estoy un paso más allá. Lo que me falta es entender que si llegan sólo hombres pasteles a mi vida es porque yo me los busco. Así las cosas, antes de dormirme concluí que necesito sacarme ciertas dudas de la cabeza para dar por finalizado el capítulo. Por eso, mi primera actividad del lunes fue partir a la doctora a pedir un chequeo completo - horror, lo que me falta para terminar de caer es terminar con una E.T.S. encima- y la guinda de la torta: el test del VIH. Claro que como no tengo suficientes patas como para plantarme en el mostrador de una clínica y gritarle a una enfermera que necesito ese test, decidí mentir. Le lancé todos los síntomas de problemas a la tiroides para que me diera una orden de perfil bioquímico. Una vez con la hojita en la mano, marcar el casillero del test de mi deshonor no costó nada. Hoy, en ayunas y con el corazón en la mano, partí a enterarme de la verdad. A las siete cuarenta y cinco estaba estacionando mi auto en el piso más alto del Alto Las Condes, con las piernas tan tiritonas como en una primera cita. Por fin me llamó una enfermera y el cuerpo me mandó el mensaje que ya sabía que se trataba de una emboscada. Me senté y la niña, de orden en mano, me miró de reojo y me comentó "a la doctora se le acabó el lápiz, parece, porque un examen sale escrito en negro y el otro casillero, en azul". Damn. ¿Cómo caigo en un error tan básico? Recuperé el color, pero no la dignidad, cuando la niña me consoló con un simple "no te preocupes. Ante la duda, mejor saberlo todo". Uf. Menos mal que hay algunas que todavía creen en la solidaridad femenina. Casi me largo a contarle mi triste historia cuando el pinchazo me dejó muda.

Cuando leí esto fue muy entrete, es que me sentí muy identificada. Primero porque yo siempre digo que yo mereceria varios capitulos de "Pasiones" jajaja... Esta galla es genial porque no esta ni ahí con decir que le pusieron el gorro o que se fue a hacer un test del sida (yo no me lo he hecho, debiera? eso si, me cago de contarlo asi con nombre y todo como ella). A mi me cagaron que yo sepa una vez, en realidad yo era la sucursal y creanme que no lo andaria diciendo en una revista que sale en todo Chile (y al mundo por internet jaja).
Y eso de que atrae a pasteles, andamos por las mismas parece, y en todo caso tambien tengo claro que yo soy el problema, que le vamos a hacer. Se terminara esto? Como escribi el otro dia, quiero cortarla con esas estupideces de buscar tarados imbeciles. Parece que tengo que arreglarme la cabeza urgente.
Consuelo Aldunate creeme que eres una maestra, y yo una vil cobarde porque de verdad que nadie sabe quien soy ni quisiera que lo sepan.

2 Comments:

Blogger Morena said...

LA CONSUE ES LO MÁXIMO, LA GURÚ, IDOLA, MAESTRA ETC ETC ETC.

LES TINCA UN SEX AND THE CITY PARA DESCARGAR EL ALMA?, VIÑA NOS ESPERA...

BESOS

11:35 a. m.  
Blogger Hija de la Lluvia said...

yo estoy más que dispuesta a irnos de esta ciudad que pone gris el alma y una depuración en Viña no suena mal!!!!
Besos

2:54 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home